Yuriria

Camina sobre cráteres de volcanes apagados, descubre un convento que parece una fortaleza y contempla una laguna artificial que se asemeja a un enorme espejo.

Clima Actual nubes 15
Húmedad 96%
Compartir:

Selecciona tu próxima aventura

  • Icon La magia b Icon La magia c
    Vive su magia
  • Icon Atractivos b Icon Atractivos c
    Atractivos Actividades
  • Icon Festividades b Icon Festividades c
    Festividades
  • Icon Hoteles b Icon Hoteles c
    Hoteles
  • Icon Restaurantes b Icon Restaurantes c
    Restaurantes
  • Icon Tours b Icon Tours c
    Tours

{{title}}

          
          
          
          
          
          
          
          
          
          
          
          
{{item.destino}} {{item.title}}

Acerca de Yuriria

Su magia

Al sur del estado aparece el pueblo de Yuriria. Sus días giran en torno al convento que más parece castillo, aquel que tuvieron a bien dejar los agustinos. Fueron ellos quienes también construyeron la enorme laguna artificial que mantiene lejos las enfermedades y abastece de agua al poblado desde hace siglos. La gente pesca y pasea en lancha sobre su superficie; o a veces espera la llegada del atardecer en otro cuerpo de agua, el Lago Cráter, que si tiembla se pinta de rojo.

El motivo

El Templo y Convento de San Pablo

  • Los agustinos lo inauguraron en 1559, y si asemeja una fortaleza es debido a los continuos sublevamientos indígenas.
  • La fachada del templo posee finos rasgos platerescos, su interior estuvo adornado con retablos de madera que se incendiaron.
  • Bajo las bóvedas con nervaduras góticas se halla, en el altar principal, la imagen de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro.
  • El ex convento es ahora un museo donde se exhiben fotografías, piezas de arte sacro y pinturas virreinales.

Lo básico

Es necesario subir a la terraza del convento para desde ahí apreciar un par de ahuehuetes centenarios y la famosa Laguna de Yuriria.

Imprescindibles

  1. Buscar en la tarde, detrás del Ex Convento de San Pablo, el carrito que vende pan de fruta de horno.
  2. Comer chimichangas o enchiladas mineras en el restaurante El Monasterio.
  3. Probar los atoles que el pueblo presume: de garbanzo, de trigo, de tamarindo y guayaba.

Autobús:

Primera Plus, viaje directo desde CDMX; Omnibus de México llega a Celaya. De ahí tomar colectivo a Yuriria.

Avión:

Aeroméxico e Interjet llegan a León.

Trazar ruta

Temas de Interés